SODIO
El contenido corporal total de sodio es de
unos 100 g, muy similar al del potasio, aunque
su distribución es muy diferente. Constituye el
principal catión extracelular y su función primor-
dial es regular el volumen de líquido extracelular
y la distribución del agua corporal. Asimismo, es
un importante determinante del potencial celular
de membrana y del trasporte activo de moléculas
a través de ellas. Igualmente, hay una buena can-
tidad de este mineral formando sales en el hueso
(30%-40%), este sodio es muy poco intercambia-
ble y no actúa nunca como reserva a corto plazo.
La medida del sodio plasmático (valor normal:
142 mEq/L) no es un buen indicador del
status
corporal total de sodio, ya que está muy influen-
ciado por el contenido y la distribución corporal
del agua. La hiponatremia (sodio < 135 mEq/L) es
una situación común en el paciente hospitalizado
y suele reflejar hipoosmolaridad (hiponatremia
dilucional), que representa un exceso de agua
107
Minerales y oligoelementos
5
BOTELLA ROMERO, FRANCISCO
Jefe del Servicio de Endocrinología y Nutrición. Complejo Hospitalario Universitario de Albacete
Correspondencia:
Conceptos clave
3
El cuerpo humano necesita minerales que virtualmente participan en todos los aspectos
del metabolismo
3
Este capítulo se centra en el metabolismo, las funciones biológicas, los signos de defi-
ciencia y toxicidad, los requerimientos nutricionales y los métodos de evaluación del
sta-
tus
de los siete minerales que juegan un papel específico y relevante en nutrición humana
(sodio, potasio, calcio, fósforo, magnesio, hierro y yodo) y, en menor medida, en otros
siete elementos con funciones biológicas y cuadros de deficiencia o exceso, de menor
trascendencia clínica (cobre, cromo, zinc, flúor, molibdeno, selenio y manganeso).
3
Las deficiencias de micronutrientes ocurren en varias fases, dando lugar a alteraciones
bioquímicas, manifestaciones clínicas y cambios morfológicos o funcionales. Normal-
mente, la alteración bioquímica tiene lugar en primer lugar y, cuando aparecen manifes-
taciones clínicas o cambios morfológicos, las reservas corporales del nutriente en cues-
tión y su concentración en diversos líquidos biológicos suelen estar muy alterados, por lo
que la detección precoz del trastorno tiene gran importancia práctica.
3
Conocer cuál debe ser la ingesta y el balance adecuados de cada micronutriente es esen-
cial en la práctica clínica. Los conceptos de requerimientos nutricionales promedio (EAR:
cantidad de un nutriente que cubre las necesidades del 50% de la población), de cantidad
dietética recomendada (RDA: cantidad de un nutriente que cubre los requerimientos de
casi toda la población-97%-98%), de ingesta adecuada para un subgrupo concreto de
personas (AI: cuando no es aplicable el anterior) o de nivel superior tolerable (UL: cantidad
máxima de un nutriente que puede ingerirse por la mayoría de la población sin riesgo para
la salud) deben constituir las referencias, no solo para evitar enfermedad por deficiencias,
sino para conseguir prevenir enfermedades crónicas y un óptimo estado de salud.
107
Portada...,97,98,99,100,101,102,103,104,105,106 108,109,110,111,112,113,114,115,116,117,...Contraportada